Comentarios
  • Con el calorcito empieza la maravillosa dieta veraniega en la que el helado es una de las principales tentaciones… y también fuente de alimento, ¿por qué no? Te mostramos los secretos del más atractivo y refrescante nutriente estival…
  • Los helados de crema y de leche, tienen un valor energético de entre 110 y 384 kcal por 100 g que puede aumentar si les pones coberturas, frutos secos, pasteles, nata, etc. Escoge por normal general porciones pequeñas de helados de sabores sencillos para tomar entre 5 y 7 días a la semana si no tienes problemas de sobrepeso y entrenas fuerte y a diario, pero ten en cuenta que debes reducir la cantidad de hidratos y grasas en la dieta para equilibrar tu alimentación. Si quieres perder peso opta por los helados de agua de dieta, con frutas y sorbetes naturales sin alcohol que tienen un menor valor energético de entre 68 y 138 kcal/100g.

    • CUIDA LA CADENA DEL FRÍO. Al contener leche y huevos son un medio de cultivo para bacterias que pueden provocar diarreas y salmonelosis, por eso es muy importante que se mantengan siempre congelados hasta el momento de consumir.
    • EL HELADO PUEDE PRODUCIR DOLOR DE CABEZA. Generalmente a las personas con tendencia a la migraña o con sensibilidad extrema al frío. La causa parece que está en que al ser un alimento que se toma muy frío provoca la estimulación del nervio trigémino, uno de los doce pares craneales cuyas terminaciones pasan por la parte posterior del paladar. Si te ha ocurrido antes sólo tienes que tomar pequeñas porciones de helado en la boca y para que se deshagan rápidamente evitar que lleguen a tocar el fondo del paladar.
    • EVITA LOS HELADOS DE MALA CALIDAD. Hay muchas clases dehelados y debes comprobar la composición y los ingredientes en la etiqueta de los helados. Los más sanos son los que se hacen con leche, huevos, frutas, yogur, frutos secos, chocolate y no contienen conservantes ni colorantes u otros ingredientes poco naturales. Escoge siempre helados artesanos, caseros o helados con ingredientes naturales para asegurarte que no te dan ‘gato helado por liebre’.
    • RECUERDA QUE SON ALIMENTOS RICOS EN GRASAS DE ORIGEN ANIMAL, Y TAMBIÉN PUEDEN TENER GRASAS HIDROGENADAS. Evita este tipo de grasas porque están relacionadas con los problemas cardiovasculares y la obesidad. En lo posible evita los helados con huevo o con grasas vegetales de coco o palma y toma helados con leche desnatada si tienes problemas de colesterol o tienes riesgo cardiovascular.
    • INTENTA REDUCIR EL APORTE DE AZÚCARES O HIDRATOS DE CARBONO SENCILLOS. Generalmente los helados son muy dulces porque se les añade más cantidad de azúcares (lactosa, sacarosa, jarabe de glucosa, dextrosa, azúcar invertido, etc). porque el frío disminuye la percepción de los sabores. Si tienes problemas de sobrepeso, diabetes o síndrome metabólico, puedes tomar sorbetes naturales sin azúcar o helados sin azúcar o endulzados con miel y frutas.

      http://www.cinconoticias.com/2010/05/disfruta-de-los-helados-sin-problemas/

raymos@mailxu.com muschett.mariella@mailxu.com